Lágrimas

Aquí estamos los dos, sentados al borde del sofá. Estamos abrazados y estamos llorando. La pantalla del televisor lanza gritos mudos. Sobre la mesa, vestida con un mantel anaranjado y manchado de grasa, descansan los restos de la última cena. Dos vasos casi vacíos, dos juegos de cubiertos, dos platos sucios. Afuera, en la calle, se advierte también el llanto del cielo. La lluvia golpea el asfalto y los cristales y genera un tintineo inquietante cuando las gotas chocan contras la rejas metálicas de la ventana. Noto tu respiración entrecortada y como tus mejillas humedecen mi hombro desnudo. Estamos desnudos, sí. Desnudos, abrazados y llorando. Una luz blanca nos ilumina, tanto que la estancia parece una habitación de hospital. Noto que me ahogo, que me falta el aire, y que por fin se abren los pulmones cuando un nuevo río de lágrimas logra desbordar mis ojos y arrecia con fuerza sobre tu piel desnuda, caliente, dócil. Una sombra de mujer cruza la ventana. Lleva paraguas y cazadora. La veo por encima de tu hombro, empañada por las lágrimas y las gotas que inundan el cristal de la ventana. Después pasa un coche, veloz. Y un autobús urbano. Y luego otro. Extiendo por fin la mano y acaricio el sofá hasta que agarro el revólver. Está tan frío que logra erizarme la piel.

Anuncios

Un pensamiento en “Lágrimas

  1. Pingback: Mis enlaces semanales (LXXXII) – 30 de diferencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s